Bienvenido 2021

Un nuevo año comienza, y con el un nuevo ciclo de nuestros trabajos masónicos; es bien sabido por todos nosotros, Q.’.Q.’.H.’.H.’., que nuestra sociedad está en crisis, ya sea por la pandemia por la que atravesamos, o por la ignorancia y la incertidumbre que parecen no tener fin; sin embargo, frente a estos males, es este el momento en que debemos profundizar en los principios de nuestra augusta orden.

En este nuevo ciclo que comienza debemos seguir puliendo nuestra piedra, sacando las imperfecciones para que nuestros ángulos sean sublimes, para seguir coincidiendo par a par, codo a codo, con cada uno de nuestros Q.’.Q.’.H.’.H.’..

En el Gran Oriente de la Nación Argentina entendemos que la masonería es una sola, que los masones somos muchos, diferentes en nuestras formaciones, en nuestras ideologías y en nuestras naturalezas, pero también tenemos la firme convicción en nuestros principios, en nuestros estudios, en el valor de nuestra palabra dada, en la luz masónica que a todos nos llega, y estas son las más sólidas bases sobre las que nuestro Oriente se cimienta.

Este nuevo año que comienza, este 2021, debemos continuar con los trabajos en nuestras logias, para demostrar a la sociedad que nuestra orden es sumamente útil para el mejoramiento de cada uno de nosotros, como individuos, y de la sociedad como un todo, que nuestra institución constituye un espacio de reflexión y de encuentro para los hombres libres, de buenas costumbres y con una firme voluntad de trabajar, bajo el G.’.A.’.D.’.U.’., en constante UNIÓN, UNIÓN, UNIÓN.

Queridos hermanos del mundo todo, reciban ustedes un cálido T.’.A.’.F.’..