Nacimiento de Mariano Moreno

«El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien; él debe aspirar a que nunca puedan obrar mal. Seremos respetables a las naciones extranjeras, no por riquezas, que excitarán su codicia; no por el número de tropas, lo seremos solamente cuando renazcan en nosotros las virtudes de un pueblo sobrio y laborioso».

Mariano Moreno

En el día del nacimiento de Mariano Moreno, el Gran Oriente de la Nación Argentina saluda fraternalmente a la Aug.´. y Resp.´. Log.´. Simb.´. Mariano Moreno N°1 del Valle de Salta, logia fundadora de nuestro Oriente.

Mariano Moreno nació en Buenos Aires el 23 de septiembre de 1778. Su padre, Manuel Moreno y Argumosa, nacido en Santander, era funcionario de la Tesorería de las Cajas Rurales. Su madre, Ana María Valle, era una de las pocas mujeres en Buenos Aires que sabía leer y escribir, y Moreno aprendió con ella sus primeras letras.

Fue un doctor en leyes, periodista, político, y uno de los principales ideólogos e impulsores de la Revolución de Mayo, fue uno de los dos secretarios de la Primera Junta, creó La Gazeta de Buenos Aires, la Biblioteca Nacional, tradujo El Contrato Social de Rousseau e inspiró y suscribió el Decreto de Supresión de honores, firme expresión de la ideología de nuestra Augusta Institución.

«El gobierno antiguo nos había condenado a vegetar en la oscuridad y abatimiento, pero como la naturaleza nos ha criado para grandes cosas, hemos empezado a obrarlas, limpiando el terreno de tanto mandón ignorante».

Mariano Moreno

Mariano Moreno tenía veintiún años cuando llegó a Chuquisaca. Allí se encontró y forjó una gran amistad con el canónigo Terrazas, hombre de gran cultura que le abrió camino de acceso a su biblioteca y lo incluyó en su círculo de amigos y discípulos.

De todos los autores que frecuentó en la biblioteca de Terrazas, Juan de Solórzano y Pereyra y Victorián de Villalba, le dejaron la más profunda huella. Solórzano reclamaba, en su Política Indiana, la igualdad de derechos para los criollos. Villalba, en su Discurso sobre la mita de Potosí, denunciaba la brutal esclavitud a que se sometía a los indios en las explotaciones mineras:

«En los países de minas no se ve sino la opulencia de unos pocos con la miseria de infinitos».

Victorián de Villalba

También fue en aquella biblioteca donde Moreno tomó contacto por primera vez con los grandes pensadores del «siglo de las luces». Quedó particularmente impresionado por Rousseau y su estilo directo y contundente:

«El hombre ha nacido libre, pero en todas partes se halla encadenado»

Jean Jacques Rousseau